Música

sábado, 26 de noviembre de 2016

¿Solo fue deseo?


Estoy buscando una manera para poder articular el sentimiento por el cual estoy pasando. Es difícil contarte todo lo que retuve. Comenzaré diciendo que sé que odiabas querer quererme. O comenzaré diciendo que esta noche el deseo de tenerte de nuevo conmigo se me hace imposible no sentirlo. ¿Cómo pretendes que deje de sentir tus manos cuando me acariciaban?, ¿Cómo dejar de sentir tu piel recostada en mi pecho hasta quedarte dormida?. Si bien es cierto que dijiste que estaba prohibido involucrar sentimientos; al final te contradijiste, pues ahora yo me contradigo, y sé que es tarde, siempre es tarde...
 Aveces quisiera encontrarnos en la misma respiración agitada y poder mirar aquellos ojos brillantes incitando pasión. Que si te quise, que si no te quise, qué importaba eso si cuando estábamos juntos las palabras se desbordaban en unos "ven conmigo" seguido de tus labios húmedos. Qué importaba si cuando estábamos juntos todo estaba demás excepto nuestros cuerpos deseándose.
Lo que construimos se acabó, fue mi culpa, fue la tuya. Quizá el miedo pudo más con nosotros, sentíamos que nos había acabado, pero en realidad, en vez de estar muriendo de sed, estábamos muriendo ahogados.