Música

viernes, 10 de abril de 2015

Nuestro reflejo.

Sentado estaba, cuando oí el sonido del aire escarapelar mi cuerpo, fue como un aviso a lo más innato de mi ser. El querer saber en la suerte en la cuál caía se hacia incontrolable. Es entonces cuando pensé que la vida me endosó la parte más difícil, reconozco que me dejé abandonado en un quizás pero no me di cuenta que gracias a pasar todo eso me hice más fuerte, no inmortal, pero si muy fuerte. Sé qué cosas no me sorprenderán, cosas que antes sí lo hacían. No me sorprenderá ver a gente que es hipócrita, no me sorprenderá ver a personas que detrás de una pantalla son los que mas cháchara dan, pero cuando te ven, se esconden. Ver a gente que usará máscaras para que no sepas de quién se trata, pero son ellos los que nunca sabrán encontrarse a sí mismos. Sigo siendo el mismo pero mejor, siempre. He remado tanto que he llegado mar adentro, no llego a ver las cosas que me rodean pero sé que si voy hacia cualquier lado, llegaré a algún lugar. Y si bien es cierto que somos un hombre intuitivo y instintivo a la vez, pienso que al final de todo no somos tan distintos,  nosotros; él y yo, aquel sujeto que se reflejaba en el espejo.
En fin, después de tantos infiernos cualquier demonio no me quema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario