Música

viernes, 17 de abril de 2015

Encontrándome en ti.

Entonces despertó y no encontró a nadie mas que a sí mismo. Estaba dentro de un espacio, era sofocante, era difícil creer que había algo, estaba en un lugar sin fondo, y solo caminaba. Hasta que llegó a una puerta reparada, casi rota, escuchaba voces, voces que le sonaban familiares. ''Tengo miedo'' oía y la vez sentía. Decidió entrar, la curiosidad lo atraía, el hecho de estar ahí sin razón alguna incomodaba su mente y quería seguir, al pasar escuchaba unos fuertes golpes continuos en las paredes, avanzó sigilosamente hasta toparse con unos muros en diagonal, el más cercano decía: ''Sírvase, ámeme, pero no me devuelva nada, no es que ahora le pertenezca, solo no quiero que me deje''. Trataba de relacionarlo, sorprendido quedó, el sentido se perdía porque no sabía dónde estaba. Continuó al siguiente; ''De todos los lugares a los que puedo ir, a tu lado es el más bonito''. Fue ahí cuando sonrió. De pronto, los golpes de las paredes cambiaron su ritmo, eran más fuertes y rápidos, los extremos se encogían, comenzó a caer hacia algún lado; fue ahí cuando se levantó y tomándolo de la mano le decías sonriendo: ''Ven, vayámonos''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario