Música

martes, 1 de octubre de 2013

Mal día.

Planeé un día algo sombrío, de tristeza voluntaria, plena, sin complejos ni explicaciones; sin explicación a lo que resulta algo nuevo para este amanecer tan oscuro. Evitaré las multitudes. Cerraré las ventanas, para sólo objetos que no causen nada, para ver lo que esta más cerca. Buscaré un sitio a media luz, con música de muy de fondo, donde pueda sacar a desfilar los pesares uno a uno, y purgarlos luego. Cerraré los ojos y miraré hacia adentro, para ver qué espinas encuentro, qué raspones y laceraciones puedo saludar, para después despedirlas. Me declararé en reitro pero un retiro solo sin mis amigos.  Seré un cuerpo en observación por mí mismo,  hasta que cause una tremenda discusión, en la que mis partes en conflicto no jueguen entre si, sino que una de ellas pierda  y de la banderita temporal de victoria a la otra, a la que mira, a la que pregunta, a la que observa y reclama, a la que se harta de vez en cuando.

Jorge Luis Aparicio y Luis Aparicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario